kmf "kmf"

Posts etiquetados ‘Ceylon’

ANNALECHCHAMY. Mujer impulsora del cambio en las plantaciones de té de Sri Lanka

martes, marzo 8th, 2016

01Situado en el océano Índico, el Estado insular de Sri Lanka, llamado “la lágrima de la India”, es mundialmente conocido por sus espectaculares paisajes, su rica cultura y su aromático té. El afamado “té de Ceilán”, que representa la tercera parte de la producción mundial de té, lo cultivaron por vez primera los británicos en el siglo XIX y sigue siendo una de las principales fuentes de ingresos y empleo del país.
Menos conocida es la historia de las plantaciones, que se remonta a 150 años atrás y que muchos consideran casi sinónimo del dominio colonial. La gran mayoría de los trabajadores siguen siendo tamiles, originarios del sur de la India, a cuyos antepasados los llevaron a trabajar en el sector mediante un cruel sistema de trabajos forzados. Las consecuencias del sistema se notan aún, porque muchos miembros de la comunidad se sienten marginados étnica, lingüística y económicamente.
Una de estas trabajadoras es Annalechchamy, una joven tímida y modesta. En la plantación comprendió que las condiciones en que habían vivido generaciones de trabajadores antes que ella nunca iban a cambiar. Como muchos en su comunidad, se vio privada de sus derechos más básicos de ciudadana hasta que en 2003 se aprobó la ley que concedía la ciudadanía a los apátridas. Le daba miedo tan solo hablar con los administradores de las tierras. ¡Como para pensar en negociar los derechos de los trabajadores! Pero todo eso iba a cambiar.srilanka288x288_es
“Incluir a los excluidos” es una iniciativa destinada a mejorar la vida de los trabajadores de las plantaciones de té que lleva a cabo CARE International y financia la UE. Annalechchamy es una de sus beneficiarios. Gracias a la iniciativa ha encontrado su fuerza interior y la confianza en sí misma. Tras formarse en capacidad directiva y disponer de oportunidades de participar en la toma de decisiones, su meta ahora es superar, paso a paso, las creencias tradicionales que impiden a las mujeres ocupar puestos de importancia. Con el apoyo del proyecto, ha llegado a ser una de las primeras dirigentes sindicales de la comunidad y ahora se opone a unos modos de vida que antes parecían inamovibles.
Y lo más importante: ha comprendido que lo que tiene que decir es importante y que puede influir en el cambio. Las mujeres de las plantaciones son extremadamente vulnerables y muchas sufren discriminación en las familias, las comunidades y el trabajo. Las costumbres patriarcales otorgan papeles específicos a hombres y mujeres, y a ellas les corresponden los menos públicos y más serviles en la familia y en la sociedad, a pesar de su considerable contribución. Relegadas a la recogida de las hojas de té, las mujeres como Annalechchamy no solo se ven obligadas a trabajar más horas y días al año que los hombres, sino que ese trabajo lo hacen en el campo y muchas veces en condiciones meteorológicas difíciles. Además, en las plantaciones la violencia sexista es especialmente alta, pero los abusos pocas veces se denuncian y las normas sociales suelen excusar ese tipo de comportamiento. El desconocimiento de las vías de actuación impide a las mujeres buscar ayuda.
El hecho de que Annalechchamy haya llegado a ser dirigente sindical ha sido un revulsivo para las rígidas normas sociales. Tiene la esperanza de que ahora salgan a debate más problemas de la mujer. Nos cuenta: “Empecé como voluntaria pero, después de formarme, ya no me asusta hablar con los terratenientes… ¡hablo con toda libertad!”.
Los administradores de las tierras han aceptado el cambio. Alex Samuel, entonces administrador de la propiedad “Carolina”, en las plantaciones Watawala, decía: “El diálogo abierto en los foros de desarrollo de las comunidades beneficia a ambas partes. Los trabajadores entienden mejor nuestras exigencias y pueden valorar la posición de la administración sobre determinadas cuestiones. La productividad ha aumentado y casi no hay problemas laborales. Los trabajadores, por su parte, tienen acceso directo a la administración y pueden explicar directamente sus necesidades y ver las maneras en que esta puede ayudarles”.

por Delegación de la UE en Sri Lanka, Unión Europea

CELEBREMOS PASCUA Y PESAJ CON TÉ

miércoles, abril 16th, 2014

Un alimento que tienen en común Pascua y Pesaj es el símbolo eterno de la vida, el huevo. El marmolado de los huevos en té es una receta atemporal y especialmente aplicable para la temporada. Después de infusionar los huevos en el té, pueden servirse en mitades, enteros o picados para ensalada de huevo y cebollita, de macarrones o de atún. En el espíritu de la temporada, sugerimos un té verde Mao Feng, de un sabor astringente y herbal delicado, aunque a los tradicionalistas les encanta el té negro de Yunnan para hacer este clásico.

HUEVOS MARMOLADOS EN TÉ
Colocar los 6 huevos en una cacerola y cubrir completamente con agua fría. Llevar a ebullición durante 12 minutos hasta que estén duros. Retirar del agua y golpear suavemente las cáscaras para quebrarlas pero no pelarlos.
Preparar 750 cc de VIAJE A ŠIPAN y enfriar. Colar las hebras y verter el licor (el té) en una cacerola, colocar los huevos rotos con suavidad, tapar y dejar durante toda la noche. Para servir, retirar las cáscaras para revelar el patrón o aspecto marmolado de las claras. La receta se puede duplicar fácilmente.

PESAJ
Pesaj conmemora la huida de los hebreos de la esclavitud en Egipto. Sin tiempo para esperar a que el pan leudara, se llevaron con ellos pan ácimo. Este pan plano es lo que hoy hacemos, intencionadamente, simplemente con agua y trigo y llamamos matzá. En honor a la fuga hacia la libertad, en Pesaj se omite la levadura de los alimentos, por lo que los postres pueden ser un desafío. Afortunadamente, el chocolate viene al rescate!

IDEAS PARA POSTRES DE PESAJ CON CHOCOLATE
El chocolate, preferiblemente negro, está disponible en los productos kosher para Pesaj. Es el ingrediente perfecto para fundir y verter sobre la fruta seca (mangos, plátanos, arándanos secos y cerezas). Y, ¿qué mejor uso para el chocolate derretido que verterlo sobre las frutillas frescas limpias y secas?. Colocar las frutas cubiertas con chocolate sobre papel encerado y dejar que el chocolate se endurezca, luego colocarlas sobre una bonita bandeja. Lo más probable es que todos los otros dulces sean ignorados: el chocolate es muy seductor!

O bien, añadir una cucharada de MAIA Y KOLYA, OLD LAVENDER 1932, INVIERNO EN KIEV recién hecho o su blend o té rojo (negro) favorito al chocolate derretido o usar sólo chocolate y añadir una capa delgadita de verde Matcha para darle un toque provocativo a las papilas gustativas. Esto es perfecto tanto para la Pesaj, Semana Santa y nos atrevemos a decir, todos los días!

 

TRUFAS DE CHOCOLATE CON MATCHA
Lo mejor de esta receta es que lleva tan poco tiempo hacerla, es un regalo tan perfecto para cualquier anfitrión, y su sabor es tan intenso y embriagador que se preguntarán cómo han celebrado el final de un hermoso brunch de domingo de Pascua o la cena del Seder de Pesaj sin ella.
Ingredientes:
240 ml de crema de leche
¼ de taza de Kero
2 cucharadas de azúcar morena
1 cucharada de Matcha para la receta
1 cucharada de Matcha para espolvorear
340 gramos de chocolate Kosher amargo o un clásico chocolate 70%
Una pizca de sal gruesa kosher
Preparación:
Cubra una placa para horno con papel manteca y reservar.
En una olla pequeña poner la crema a fuego muy lento. Verter suavemente el Kero y el azúcar moreno y revolver lentamente con una cuchara de madera hasta que esté completamente disuelto, lo que tarda unos dos minutos. Añadir 1 cucharada de Matcha y revolver hasta disolver. Retirar la cacerola del fuego y reservar.
Picar el chocolate en pedazos pequeños y colocarlos en un bowl grande. Verter la mezcla de crema caliente y mezclar bien. Verter cuidadosamente en la placa para horno, alisando lo mejor posible (una espátula de silicona es ideal para esto).
Cubra con otra hoja de papel manteca y enfriar en la heladera durante 1 hora.
Retirar y dar forma a las trufas. Utilizar una cucharita para sacar un pedazo grande y colocarlo en la palma de una mano. Usar ambas manos para alisar una bolita de 2,5 cm de diámetro. Repetir hasta obtener 4 docenas de trufas, aproximadamente.
Colocarlas en una bandeja grande que permita un cierto margen entre cada una. Poner la cucharada restante de Matcha en un tamiz de malla fina y golpear suavemente el lateral del tamiz para espolvorear la parte superior del chocolate. Colocar encima de cada trufa unos pocos granos de sal gruesa kosher o similar.

NOTA: El té es una planta y todas las plantas son kosher y kosher para Pesaj; sin embargo, los hogares estrictamente observantes pueden consultar a expertos locales en kashrut.

SEMANA SANTA
Las roscas de Pascua, dulces y huevos de chocolate, son una adición popular europea al almuerzo de Pascua, que tiene a la pata de cordero o jamón como plato principal. Les damos la receta de un barniz de té para el jamón, que sin duda deleitará los paladares.

JAMÓN CON GLASEADO CON SALSA DE TÉ Y NARANJA
Ésta es una receta fácil de hacer que utiliza la misma asadera para hornear varios pasos. Usar un Keemun, Lapsang Souchong o un indulgente Yunnan, agregará el contrapunto justo a la dulzura de la mermelada. El sabor picante de los tradicionales clavos y la mostaza dará una complejidad de múltiples capas. Los sobrantes se pueden cortar en daditos y añadirse como guarnición a las ensaladas de huevo o fideos.
Ingredientes para el jamón:
1 jamón extra grande totalmente cocido con hueso (alrededor de 7 kilos), preferentemente ahumado
36 clavos de olor enteros
1 taza de mermelada de naranja de buena calidad
1/4 taza de mostaza gruesa
2 cucharadas más 1 1/2 tazas de agua
Ingredientes para la salsa:
2 tazas de HISTORIAS DE HUMO o MANDARÍN IMPERIAL preparado
2 tazas de caldo de pollo fresco
1 taza de jugo de naranja recién exprimido
3 cucharadas de mermelada de naranja
1 cucharada de mostaza gruesa
1 cucharada de almidón de maíz, disuelta en 1 cucharada de agua

Para preparar el jamón:
Colocar la parrilla en el centro del horno y precalentar entre bajo y moderado.
Quitar el exceso de grasa de la parte superior de jamón, dejando una capa delgada que deberá marcarse en forma de diamante con un cuchillo. Insertar el clavo en el centro de cada diamante. Colocar el jamón en una asadera fuerte y hornear alrededor de 3 horas y media o hasta que el termómetro insertado en el centro de jamón registra 70/75°C. (Jamones más grandes pueden requerir hasta 15 minutos más tiempo de cocción.)
Derretir 1 taza de mermelada en una cacerola pequeña a fuego medio. Batir la mostaza con 2 cucharadas de agua. Hervir hasta que la mezcla espese lo suficiente como para cubrir una cuchara de madera, sin goteo, unos 6 minutos. Reservar.
Pasar el jamón cocido a una tabla de cortar grande (con ranuras en ella para atrapar los jugos). Aumentar la temperatura del horno a fuerte.
Colocar la asadera sbre la hornalla misma, a fuego medio, tirar en ella la 1 1/2 tazas de agua y raspar los pedacitos dorados del fondo con una espátula o cuchara de madera. Pasar los jugos de a un bowl y congelarlos 15 minutos para endurecer la grasa. A continuación, retirar la grasa con una cuchara y deshechar. Reservar los jugos.
Forrar la asadera con papel de aluminio. Colocar en ella el jamón y una cuchara la mezcla de mermelada sobre éste. Continuar la cocción del jamón hasta que el barniz empiece a caramelizar, unos 20 minutos. Dejar reposar por 30 minutos el jamón.

Para preparar la salsa:
Hervir el té y luego verter en una cacerola mediana. Agregar 2 tazas de caldo de pollo, 1 taza de jugo de naranja y 3 cucharadas de mermelada de naranja y dejar hervir hasta que haya una reducción a 3 tazas. (Unos 10-12 minutos.) Incorporar 1 cucharada de mostaza de Dijon y los jugos de la asadera que se reservaron. Batir bien y volver a hervir. Batir la mezcla de almidón de maíz y hervir hasta que espese un poco, unos 4 minutos.

Trinchar el jamón. Presentar en una fuente con la salsa en una salsera.

FELICES PASCUAS Y JAG PESAJ SAMEAJ PARA TODOS. COMPARTAN SU MESA Y SU MEJOR TÉ.

LOS PIONEROS DE LA ISLA ESMERALDA – TÉ DE CEILÁN (2da parte)

miércoles, julio 10th, 2013

Un poco de Historia.

Nada predisponía a la isla de Ceilán (Sri Lanka), una colonia de la corona británica desde 1802, a tal destino, ya que las plantas de té no figuraban entre la flora local. Sin embargo, desde principios de siglo XIX, varios entusiastas utilizaron sus fincas como parcelas experimentales.

Ranbodda-Fall-388x600En 1839, el Dr. Wallich, director del Jardín Botánico de Calcuta, envió varias semillas de plantas de té de Assam a los estados de Peradeniya cerca de Kandy. Esta partida inicial fue seguida por 250 plantas, algunas de las cuales fueron a Nuwara Eliya, un health-resort al sur de Kandy, situado a una altitud de 1980 msnm. El experimento Nuwara Eliya produjo resultados plenamente satisfactorios.

 

 

KandyEn 1841, los hermanos Gabriel y Maurice de Worms, compraron una gran finca en Ceilán, que llegó a ser conocida como el Estado Rothschild (por ser ellos descendientes del Barón de Rothschild). La finca fue creciendo hasta convertirse en uno de los tramos mejor cultivados de la isla (2.000 hectáreas de cultivo y más de 6.000 hectáreas de tierras forestales). Los hermanos fueron colonos pioneros en Ceilán y contribuyeron, en gran medida, a su prosperidad. Ellos introdujeron semillas de plantas de té de China, que también fueron plantadas en los viveros Peradeniya.

Por tanto, podemos empezar diciendo que el té de Ceylón es un híbrido natural de Tea sinensis y Tea assámica.

James Taylor A pesar del éxito en la adaptación de las plantas, el cultivo del té siguió siendo una actividad menor durante veinte años. La prosperidad de la isla, de hecho, derivaba del café, cuya calidad rivalizaba con la del de Brasil. Esta situación cambió radicalmente en 1869 con el brote de un hongo parásito, Hemileia vastatrix, que destruía sistemáticamente a las plantas de café. El té, entonces, aparecía como un regalo del cielo y toda la economía local viró hacia el nuevo cultivo en cuestión de pocos años. Esta sustitución rápida se debió, en gran medida, a la iniciativa fructífera de un hombre llamado James Taylor.

Ya en 1851, cerca de Mincing Lane (la “Calle del té” de la Londres de esa época), Taylor había firmado contrato, por tres años, como asistente de supervisor en una plantación de café en Ceilán. Este escocés de dieciséis años de edad, hijo de un carretero modesto, nunca volvería a ver su tierra natal. Sin embargo, durante toda su vida, envió cartas a su padre, proporcionando una descripción única de la vida cotidiana de un sembrador de aquella época.
Cinco años después de que tomó posesión de su cargo, sus empleadores, Harrison y Leake, impresionados por la calidad de su trabajo, pusieron a Taylor a cargo del Estado Loolecondera y le dieron instrucciones de experimentar con las plantas de té. El vivero Peradeniya le dio su primera semilla alrededor de 1860.

loolecondera3 Taylor creó, entonces, la primera “fábrica” de té de la isla, una instalación más bien rudimentaria armada en su bungalow. La hoja era enrulada sobre las mesas del porche, a mano: es decir, desde las muñecas hasta el codo, mientras que la cocción se hacía en chulas o cocinas de barro sobre fuegos de carbón, con bandejas de alambre para sujetar la hoja. El resultado fue un delicioso té que hizo famosa a la fábrica en toda la isla. En 1872, Taylor inventó una máquina de enrulado y un año después enviaba 10,5 kilos de té a Mincing Lane (y yo, que sólo tuve que limpiar, procesar y mezclar 10 kilos para la primera producción, casi desfallezco… se imaginan cosecharlo, enrularlo, secarlo???!!!).

colombo harbour Taylor entrenó a unos cuantos asistentes y de ahí en más, el té de Ceilán llegaba regularmente a Londres y Melbourne. Su éxito llevó a la apertura de un mercado de subastas en Colombo (el puerto más grande de Sri Lanka y Asia del Sur) en 1883.
Taylor continuó probando nuevos métodos y técnicas en la finca Loolecondera (de la cual nunca sería dueño) hasta el final de su vida. Fue muy querido tanto por los cultivadores europeos como por los trabajadores nativos y su talento y determinación fueron reconocidos oficialmente por sus pares y por las autoridades de Sri Lanka. Pero el auge de la industria del té cultivado por él, fue también la causa de su caída.

planetwildlife_tea plantation srilanka_0 El rápido crecimiento fue acompañado por una concentración del capital, en manos de grandes corporaciones con sede en Gran Bretaña y una ola de consolidación de la propiedad expulsó a los pequeños cultivadores. Taylor, al igual que otros, fue despedido. Terriblemente decepcionado, decidió quedarse en su finca a pesar de la orden de irse; poco después, en 1892, murió repentinamente de disentería, a los 57 años, sobre su tierra querida, en Loolecondera.

mw27h8Las Exposiciones Internacionales de 1884 y 1886, celebradas en Londres, presentaron los tés producidos en el Imperio Británico tanto a ingleses como a extranjeros. Pero fue en la Feria Mundial de 1893, en Chicago, the-ceylonque el té de Ceilán fue un exitazo: no

menos de un millón de paquetes vendidos (como si habláramos de discos!). Por último, en la Exposición de París de 1900, los visitantes del Pabellón de Ceilán descubrieron réplicas de fábricas de té y el “five o’clock tea”, que llegó a estar tan de moda.

ceylon-tea-map

La Asociación de cultivadores apoyó esta campaña de propaganda mediante la organización de diversos eventos de publicidad. En 1891, el Kaiser Guillermo II, el zar Alejandro III, el gran duque Nicolás, la reina de Italia y el emperador Franz-Josef, recibieron sesenta cajas de té acompañadas por un álbum ilustrado acerca de Ceilán.
La política de promoción fue tan eficaz, que a finales del siglo XIX, la palabra “té” ya no estaba asociada a China sino a Ceilán. La prosperidad de la isla desató la codicia de las empresas británicas y corredores de Londres, que quisieron adquirir sus propias plantaciones y eliminar a los intermediarios. Esto marcó un punto de inflexión en la saga del té de los pioneros, dando paso a los comerciantes, cuyo nombre o etiqueta de pronto se convirtió en más importante que el país en el que se cultivaba el té.

Fuente: “The Book of TEA” de Anthony Burgess

Tea blends, blends artesanales, blends de té en hebras, té de alta gama, té premium, té ruso, té de samovar, tea shop, té gourmet, latex free tea blends, mezclas de té en hebras libres de látex, té orgánico.

Buenos Aires - Argentina | Tel. 15-6734-2781 - Llámenos gratuitamente | sekret@dachablends.com.ar