kmf "kmf"
Categoria: De flores y frutos, Historia | Fecha: junio 19th, 2013 | Publicado por Gabriela Carina Chromoy

CLAVEL ROJO

Carnation,red

Cuando era muy chica, no entendía por qué mi papá elegía claveles rojos, en lugar de rosas rojas, para regalarle a mi mamá. Eran las flores que él prefería pero a mí, de manera prejuiciosa, me parecían más burdos, más toscos, menos elegantes, no tan dignos de admiración. Pasaron los años y la niña que fui, criada en una casa burguesa con aires socialistas, se convirtió en la mujer que soy hoy, heredera voluntaria y conciente de algunos conceptos, que llevo en el ojal con orgullo y emoción. Mis padres, dos argentinos hijos y nietos de rusos judíos, criados en casas de inquilinato compartidas con vecinos italianos anarquistas y españoles republicanos, mamaron las ideas de libertad y justicia social con las que luego me alimentarían a mí. La educación y el tiempo hacen maravillas con nuestros ojos, incluyendo la forma en que miramos los claveles.
Empecemos, como casi siempre, con un poco de historia.
Los movimientos socialistas y los países comunistas reconocían a las flores como símbolos. Para empezar, las flores rojas eran un símbolo del socialismo revolucionario. El rojo era el color del comunismo, el color de la sangre de la clase obrera y, por lo tanto, cualquier flor roja transmitía este significado. Particularmente, el clavel rojo fue, para muchos, «la» flor.
clavel

El clavel es originario de la cuenca meditarránea. Su nombre científico, Dianthus caryophyllus, deriva de las palabras griegas «divino» (dios) y «flor» (anthos) y se cultiva desde hace más de 2000 años. Se piensa que fue San Luis quien lo llevó de Túnez a los jardines de Europa en el año 1270. Un catálogo de 1629 ya mostraba 20 variedades pero el clavel no llegó a estar de moda hasta el siglo XVIII, cuando la gente se cansó de las flores de bulbos de Holanda.
Los claveles fueron muy populares durante algún tiempo antes de ser adoptados como símbolo del socialismo en 1889 en París, en un congreso de la Internacional Socialista. Se decidió que el mundo celebraría el Día Internacional de los Trabajadores el 1 de mayo, en honor a los mártires de Chicago y los trabajadores alemanes usaron claveles rojos en sus camisas durante las protestas por la jornada laboral de 8 horas del primero de mayo, en Alemania. Así es como el clavel rojo, en particular, se asoció con el movimiento obrero.
El clavel rojo fue la flor oficial de la Unión Soviética y fue utilizado como flor simbólica en Portugal en 1974, en la Revolución de los Claveles, contra la larga dictadura de ese país. El clavel rojo, por lo tanto, ha sido durante mucho tiempo un símbolo importante para la gente de izquierda.
454px-Gc17_dianthus_caryophyllus

Los claveles silvestres florecen durante la primavera y verano; son una especie aguantadora que da flor hasta entrado el otoño. Los claveles cultivados se pueden hacer florecer de manera artificial incluso en pleno invierno. Lo único que requieren para su desarrollo es una buena tierra, abundante riego y un sol que les dé de lleno.

En Europa, estas flores fueron usadas durante mucho tiempo para preparar infusiones que ayudaran a aliviar el estrés, el nerviosismo, la depresión leve y fatiga, algunos trastornos coronarios, las náuseas producidas por los viajes en barco y los dolores de estómago.

En la antigua China, el té de flores de clavel se utilizaba ampliamente para ayudar al cuerpo y el espíritu a relajarse y restaurar la energía.

Según la Worldwide Health (una fuente de medicina alternativa), los claveles contienen sustancias que calman el sistema nervioso, reducen la inflamación y la hinchazón y pueden ayudar a restaurar el balance hormonal natural en personas con problemas nerviosos relacionados con desequilibrios hormonales.

Los claveles han sido utilizados durante mucho tiempo para reducir la tensión muscular en los tejidos del útero, lo que disminuye las molestias de los cólicos menstruales. También se han utilizado en el tratamiento de la endometriosis, que es el crecimiento excesivo de los tejidos del endometrio que, normalmente, crecen sólo en el útero pero también pueden proliferar en otros órganos pélvicos, tales como los ovarios y las trompas de Falopio; en tales casos, el té de clavel se utiliza para aliviar el estrés, la ansiedad y el insomnio en las pacientes con desequilibrios hormonales, que contribuyen a producir endometriosis, así como otros efectos secundarios de la endometriosis, causados por el exceso de tejido o adherencias en la región pélvica, tales como el estreñimiento.

En la «Londinensis Farmacopea», una publicación farmacéutica de 1618, encontramos que estas flores eran utilizadas para preparar licores tónicos o bebidas calientes para «paliar la fiebre y luchar contra los gérmenes y la pestilencia», mejorar el hígado, el estómago y la salud cardíaca.

En la antigua medicina homeopática azteca, la infusión de pétalos de flores de clavel en agua caliente era utilizada como diurético. Esta cultura también utilizaba los claveles para el tratamiento y alivio de la congestión y enfermedades del pecho, mediante la elaboración de un jarabe, preparado con 1 cucharada de pétalos hervidos en agua con azúcar, administrado cada tres horas.

El clavel puede ser considerado una flor barata. Yo creo que no hay flores baratas. En este caso, era la preferida de mi papá; para mí, eso no tiene precio.

En DaCha, probalos en MAIA Y KOLYA, blend de tés rojos Misionero de hebra entera de excelencia y chino BOP, con toquecitos de aceite esencial 100% puro (kosher) de bergamota, piel de limón y naranja amarga, pétalos de aciano de Polonia y de claveles rojos de Rusia.

Tags: , , , , ,

Comments are closed.

Últimas Entradas del Blog

Tea blends, blends artesanales, blends de té en hebras, té de alta gama, té premium, té ruso, té de samovar, tea shop, té gourmet, latex free tea blends, mezclas de té en hebras libres de látex, té orgánico.

Buenos Aires - Argentina | Tel. 15-6734-2781 - Llámenos gratuitamente | sekret@dachablends.com.ar